Secretaría de Salud

Recomienda SSJ mantener una hidratación adecuada durante festejos decembrinos

Vie, 12/24/2021 - 14:08 -- comunicación.social
• Beber agua natural es la mejor opción tanto para niños como para adultos. • Para evitar deshidratación debe existir un equilibrio entre los ingresos de líquido a través de las bebidas que se consumen y las pérdidas de agua a través de orina, piel y vía fecal.

Una buena hidratación es fundamental para tener un cuerpo y una mente sana. Es importante recordar que más de la mitad de nuestro organismo está compuesto por agua, por lo que es necesario ingerir la cantidad necesaria para el buen desempeño de todas sus funciones, en especial en época de festejos decembrinos, en la cual puede dejarse de lado su consumo por otras bebidas menos saludables.
 
María de los Ángeles Valdez Luna, coordinadora estatal del Programa de Enfermedades Diarreicas de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), explicó que ingerir abundante líquido ayuda a que el organismo elimine toxinas y productos de desecho para conseguir un equilibrio corporal.
 
“Una buena hidratación es necesaria para evitar la fatiga al enfrentar el trabajo. Si no se tiene suficiente agua en el cuerpo, el corazón está obligado a trabajar más para bombear la sangre oxigenada a los órganos y a todas las células del cuerpo, produciendo una sensación de cansancio”, dijo la funcionaria.
 
Añadió que una hidratación adecuada trae consigo múltiples beneficios tales como regula la temperatura corporal, previene enfermedades cardiovasculares, evita la formación de cálculos renales, disminuye el riesgo de cáncer, mejora la digestión, evita el estreñimiento, aumenta la energía y ayuda a mantener la piel lozana.
 
Valdez Luna recomendó tanto para adultos como para niños el consumo de agua simple.
 
“Las bebidas y jugos están endulzados con azúcar, multiplicando la cantidad de calorías que se ingieren por vaso y son uno de los factores que explican la actual epidemia de obesidad de la población.  Además, las bebidas gaseosas son descalcificantes. No se recomienda consumir bebidas energéticas, dada la alta cantidad de cafeína que contienen y porque pueden producir un aumento en la frecuencia cardiaca, así como de la tensión arterial, entre otros efectos”, indicó la médica.
 
Los requerimientos de agua varían en función de la edad, el sexo, las condiciones ambientales como las épocas de frío o calor, la actividad física y la práctica deportiva, el entorno laboral y condiciones de salud.
 
La coordinadora indicó que debe existir un equilibrio entre los ingresos de líquido a través de las bebidas que se consumen, alimentos, el agua metabólica o de oxidación; y las pérdidas de agua a través de orina, piel y vía fecal. Las pérdidas de mayor volumen se originan por los riñones, estimadas en unos 1.500 mililitros por persona por día. En determinadas condiciones la sudoración puede ser muy importante, dependiendo de factores como temperatura ambiental elevada, humedad ambiental elevada, ejercicio físico, vestimenta y fiebre.
 
María de los Ángeles Valdez compartió que el Instituto Europeo de Hidratación advierte de la importancia de una correcta hidratación para la salud de los niños, ya que ayuda a mejorar su condición física, la concentración, la memoria a corto plazo y diferentes elementos de aprendizaje. Destacó el papel de los padres y educadores en el proceso de aprendizaje sobre los beneficios de mantener una hidratación adecuada desde la infancia.
 
Aconsejó ofrecerles frecuentemente líquidos, de preferencia agua natural, además de frutas y hortalizas, alimentos con un alto contenido de agua.
 
Para mantener una hidratación adecuada puede seguirse la recomendación de La Jarra del Buen Beber, conformada de seis niveles:
 

  • Nivel 1. El agua purificada es la elección más saludable, satisface la sed, no proporciona calorías, mejora el metabolismo y no tiene efectos perjudiciales sobre la salud.
  • Nivel 2. Leches semi y descremada, así como bebidas hechas a base de soya sin azúcares añadidos. No son vitales, pero se pueden beber hasta 2 vasos al día ya que aportan vitaminas y minerales como el calcio.
  • Nivel 3. Bebidas como el café y té, tampoco son vitales para el cuerpo humano. Se establece un rango óptimo de hasta 4 vasos.
  • Nivel 4. Refrescos de dieta y bebidas hechas a base de café sin contenido calórico. Este tipo de líquidos no se recomiendan debido a que no nutren ni ayudan a hidratar. Los niños no deberían consumirlas.
  • Nivel 5. Jugos de fruta, la leche entera y las bebidas alcohólicas aportan gran cantidad de calorías y son poco saludables. Su consumo se clasifica entre 0 y medio vaso por día.
  • Nivel 6. Refrescos y aguas de sabor son bebidas nada nutritivas, altas en calorías y no aptas para saciar la sed. Su consumo no se recomienda en ningún caso.

 
DESHIDRATACIÓN
La deshidratación es la consecuencia de perder demasiado líquido del cuerpo. Ocurre cuando se pierde más líquido del que se ingiere y el cuerpo no puede funcionar bien.
 
En adultos los síntomas de deshidratación incluyen: tener mucha sed, boca seca, orinar y sudar menos de lo habitual, orina de color oscuro, la piel seca y una sensación de cansancio y mareos.
 
En los bebés o niños pequeños, los síntomas de deshidratación incluyen: Sequedad de boca, de lengua, llanto sin lágrimas, fiebre alta, tener sueño o somnolencia inusual, así como la irritabilidad y ojos hundidos.
 
La deshidratación puede ser leve o lo suficientemente grave como para poner en peligro la vida. Se debe conseguir ayuda médica de inmediato si los síntomas también incluyen: confusión, desmayo, falta de micción, aumento de la frecuencia cardiaca, respiración rápida o shock.
 
El tratamiento para la deshidratación consiste en reemplazar los líquidos y electrolitos que ha perdido. Hay soluciones de rehidratación oral para niños como el Vida Suero Oral que puede obtener en la Unidad de Salud más cercana.
 

Autor: comunicación.social - Secretaría de Salud
Fecha de actualización: 24/12/2021 - 20:08:08