Secretaría de Salud

Informa SSJ sobre factores alimenticios que influyen en el trabajador y su rendimiento

Vie, 06/13/2014 - 13:33 -- comunicación.social
Una alimentación balanceada y saludable es fundamental para el buen desempeño en el trabajo
Una alimentación monótona, repetitiva o en la que faltan alimentos indispensables para el cuerpo puede dar lugar a la aparición de determinados síntomas físicos y psíquicos como cansancio excesivo, falta de reflejos, falta de interés por las cosas o irritabilidad.
  • Una alimentación balanceada y saludable es fundamental para el buen desempeño en el trabajo

Una alimentación monótona, repetitiva o en la que faltan alimentos indispensables para el cuerpo puede dar lugar a la aparición de determinados síntomas físicos y psíquicos como cansancio excesivo, falta de reflejos, falta de interés por las cosas o irritabilidad.
En este sentido, una alimentación balanceada y saludable es fundamental para el buen desempeño en el trabajo.
Hoy en día se reconoce que el estrés laboral es uno de los principales problemas para la salud de los trabajadores y el buen funcionamiento de las instituciones para las que laboran.
“Un trabajador estresado suele ser más enfermizo, estar poco motivado, ser menos productivo y tener menos seguridad laboral, si a este hecho aunamos que una persona se encuentra mal alimentada, podemos deducir que encontrará dificultades para mejorar su calidad de vida, puesto que la capacidad de trabajo, es directamente proporcional a la alimentación, irá descendiendo cuando ésta es deficiente”, mencionó la nutrióloga de la Secretaría de Salud de Jalisco (SSJ), Sigrid Raquel Pimentel Martín.
 “A veces no nos damos cuenta de que no sólo el estrés, los problemas personales, la falta de sueño, influyen sobre nuestro bienestar; deberíamos preguntarnos si estamos alimentando adecuadamente a nuestro cuerpo como para que funcione correctamente cada día”, señaló.
Recomendaciones
Algunas recomendaciones para llevar una alimentación sana en el trabajo serían las siguientes: Acostumbrarse a llevar la comida desde el hogar. Prepararla por la noche asegurándose de que sea equilibrada. Se puede incorporar carne, pollo, pavo, jamón, pescado, huevos, queso bajo en grasa, un yogurt desnatado y oleaginosas.
Elegir alimentos ricos en proteínas y fibra, ya que este tipo de alimentos ayudan a sentirse satisfecho y a controlar los niveles de apetito para no pasar el día picando. Probar una fruta o vegetal nuevo cada semana y mantenerse bien hidratado.
Plato del Bien Comer
A continuación se pone a consideración de padres o tutores el siguiente menú para preescolares, escolares y nivel secundaria.
 
 
Preescolares: un pequeño bolillo sin migajón, 25 gramos de pollo deshebrado, dos rebanadas de aguacate, jitomate, lechuga y agua simple.
Primaria: un bolillo pequeño sin migajón, 25 gramos de pollo deshebrado, dos rebanadas de aguacate, jitomate, lechuga y agua simple.
Secundaria: un bolillo pequeño sin migajón, 25 gramos de pollo deshebrado, una rebanada de aguacate, jitomate, lechuga y agua simple.

Autor: comunicación.social - Secretaría de Salud
Fecha de actualización: 13/06/2014 - 18:33:13