Secretaría de Salud

Jalisco, sede de la Primera Reunión del Virus del Chikungunya

Lun, 07/28/2014 - 15:34 -- comunicación.social
• Se busca realizar acciones de promoción de la salud, vigilancia epidemiológica, diagnóstico de laboratorio, atención médica y control del vector

Con el objetivo de fortalecer las capacidades en el personal operativo y armonizar criterios para realizar acciones de promoción de la salud, vigilancia epidemiológica, diagnóstico de laboratorio, atención médica y control del vector, se realiza la Primera Reunión Nacional del Virus del Chikungunya con sede en Jalisco.
 
El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud Federal, Pablo Kuri Morales, enfatizó: “El chikungunya es una realidad en el continente. Hemos trabajado desde diciembre del año pasado cuando se presentaron los primeros casos en América. Hoy tenemos más de cinco mil casos en el continente, más de 600 casos en el macizo continental, la mayoría en las Islas del Caribe y dos países con circulación autóctona, Estados Unidos con dos casos y El Salvador con ocho reportados”.
 
Kuri Morales señaló que se tendrá que luchar contra una gran enfermedad, no nueva para el mundo, pero sí para el continente americano: “El chikungunya va a llegar, no hay ninguna razón para que no llegue a México porque tenemos el vector, porque lo tenemos ya en alguna de las puertas cercanas a nuestro país, y lo que tenemos que hacer es estar preparados, es por eso que veamos esto como un gran reto, pero también como una gran oportunidad”.
 
Por su parte, el titular de la Secretaría de Salud de Jalisco (SSJ), Jaime Agustín González Álvarez expresó: “Para nosotros es un honor el día de hoy tener la oportunidad de poder trabajar intensamente en un tema que a todos nos compete, el tema de la prevención debe ser amplia en todos los sentidos, y hoy en especial al abordar el tema del chikungunya”.
 
Precisó que la SSJ estará en vigilancia permanente, para que cualquier paciente que pueda ser sospechoso de esta enfermedad acuda tempranamente con los médicos y que éstos registren su caso: “En Jalisco estamos orgullosos del sistema de vigilancia epidemiológica que tenemos y eso se ha evidenciado a través de los años, y una muestra de ello es la confianza que se nos confiere el día de hoy, al ser sede de un evento tan importante a nivel nacional”.
 
Hasta el momento, en América se han confirmado 5 mil 260 casos del virus del chikungunya autóctonos en 29 países, 643 casos importados en 26 países y 26 defunciones, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), con corte a la semana epidemiológica número 30 de 2014.
 
En México, sólo se ha presentado un caso importado correspondiente a Jalisco, por lo que es importante reforzar las acciones de Vigilancia Epidemiológica, para la detección oportuna de casos de chikungunya, mediante la implementación de diagnósticos diferenciales en laboratorio, una vigilancia entomológica que permita detectar la presencia del virus en los mosquitos, capacitación a médicos clínicos y campañas de comunicación de riesgos.
 
El chikungunya es una enfermedad vírica transmitida a los seres humanos por mosquitos infectados, los vectores implicados son el Aedes Aegypti y el Aedes Albopintus. La enfermedad fue descrita por primera vez durante un brote en el Sur de Tanzania en 1952, y actualmente se le ha identificado en Asia, África, Europa y desde finales de 2013 en América.
 
Los síntomas comienzan generalmente entre los cuatro y ocho días después de la picadura del mosquito, pero pueden aparecer en cualquier momento entre el día dos y el doce. Los síntomas son fiebre ─a menudo acompañada con dolor de articulaciones─, dolor muscular, dolor de cabeza, náuseas, fatiga y erupción cutánea.
 
Por otra parte, Pablo Kuri informó que en cuanto al tema del dengue en México, se registra un descenso de 48 por ciento en los casos confirmados, con respecto a 2013. Señaló que las medidas de protección y autocuidado personal en la vivienda para el chikungunya y dengue son las mismas: lavar los depósitos de agua útiles, taparlos y voltearlos, para evitar que los vectores depositen sus huevos; también se recomienda eliminar los objetos no útiles que pueden retener agua y convertirse en criadero, así como el uso de barreras físicas, como telas mosquiteras en puertas y ventanas, para evitar el contacto de los vectores infectados con las personas.

Autor: comunicación.social - Secretaría de Salud
Fecha de actualización: 28/07/2014 - 20:34:59