Secretaría de Salud

Jalisco asume el reto de eliminar la hepatitis C en los Centros Penitenciarios

Vie, 07/16/2021 - 12:08 -- comunicación.social
Jalisco se ha distinguido por estar a la vanguardia en estrategias de salud pública a lo largo del tiempo. Y hoy no es la excepción, el estado asume el reto de curar la hepatitis C en el Complejo Penitenciario de Puente Grande y los Centros Integrales de Justicia Regional de su territorio.
  • Hasta junio 28 se ha iniciado ya el tratamiento completo y gratuito a 33 personas privadas de su libertad.
  • El programa incluye detección en familiares y personal custodio, administrativo y médico de los propios centros.

 
Jalisco se ha distinguido por estar a la vanguardia en estrategias de salud pública a lo largo del tiempo. Y hoy no es la excepción, el estado asume el reto de curar la hepatitis C en el Complejo Penitenciario de Puente Grande y los Centros Integrales de Justicia Regional de su territorio.
 
Luis Alberto Ruíz Mora, secretario técnico del Consejo Estatal para la Prevención del Sida (Coesida) señaló, durante ponencia virtual realizada ayer, que el objetivo es que ninguna persona privada de su libertad tenga el virus de hepatitis C y si lo tiene, curarlo. Y si además tiene algún otro daño orgánico a consecuencia de esta infección, atenderlo de forma integral y gratuita.
 
“Por supuesto, también prevenir transmisiones y daños a sus familias. Porque éstas personas tarde o temprano tendrán su libertad y regresarán a sus hogares, al amor de sus parejas y lo que nosotros queremos, es que no se lleven el virus a casa, que no se lleven las consecuencias de tener una infección como ésta”, apuntó el secretario.
 
La estrategia consiste en hacer una detección masiva para localizar a las personas que tengan la infección, quienes salgan reactivos a la prueba rápida, hacerle el estudio confirmatorio y otros estudios de especialidad. Otorgarles el tratamiento que les cure la infección y si requieren un servicio integral de atención, vincularlos.
 
“Actualmente ya tenemos algunas personas en esta etapa. Después, se hace una búsqueda de sus familiares y se les ofrecen los servicios de prevención, detección, atención y vinculación desde Coesida”, precisó Ruíz Mora.
 
Recordó que la primera fase incluyó al Complejo Penitenciario de Puente Grande en donde se encuentran: la Comisaría de Prisión Preventiva, la Comisaría de Sentenciados, el Reclusorio Metropolitano y la Comisaría de Reinserción Femenil.
 
La segunda fase al interior del Estado, en los Centros Integrales de Justicia Regional (Ceinjure) de Ciudad Guzmán, Puerto Vallarta, Lagos de Moreno, Tepatitlán, Chapala, Ameca, Tequila y Autlán. Se dará prioridad a los municipios donde hay una mayor población y una mayor prevalencia epidemiológica de esta infección.
 
Ruiz Mora dijo que la estrategia conlleva varios pasos que llevan su tiempo. La detección de las familias apenas está iniciando, pues ante un reactivo de un interno o interna del Centro Penitenciario se deben confirmar los resultados con estudios de laboratorio; después estudios de especialidad y a partir de ello, se inician las búsquedas de los familiares (junto con el personal penitenciario) para ofrecerles la prueba y ellos de forma voluntaria acudir con nosotros a COESIDA”, recalcó.
 
Beneficiarios:
 
Es importante recalcar que esta campaña no sólo pretende ofrecer bienestar a las internas e internos del Complejo Penitenciario de Puente Grande y los Centros Integrales de Justicia Regionales, también a sus parejas e hijos; y a las custodias y custodios, personal administrativo y al personal médico de los Centros Penitenciarios.
 
“Queremos cuidar de todas las personas. Quisiera ponerles un ejemplo, de porqué, además de lo evidente, esto es importante: los riesgos ocupacionales del personal médico en infecciones por el virus de hepatitis C son del 1 al 7 por ciento: entre los más habituales se encuentra el pincharse con una jeringa previamente utilizada en una persona con el virus”, indicó el secretario técnico del Coesida Jalisco.
 
 
Hepatitis C en los Centros Penitenciarios:
 

  • Al corte preliminar del 3 de mayo al 28 de junio, la Comisaría de Prisión Preventiva y la Comisaría de Sentenciados realizaronun total de 5, 952 pruebas. Reactivos: 232.
  • El Reclusorio Metropolitano registró un total de 689 pruebas. Reactivos: 9.
  • La Comisaría de Reinserción Femenil registró un total de 494 pruebas. Reactivos: 3.
  • Total de pruebas realizadas: 7,135
  • Total de reactivos: 244
  • En estudios de especialidad: 211
  • Inicios de tratamiento: 33
  • Personas con confección (VIH/VHC): 16

 
** son custodios, personal administrativo y personal médico.
De esto hemos aprendido que debemos reforzar la sensibilización con los
custodios, para que se acerquen a aplicarse la prueba y puedan recibir los
beneficios.

Autor: comunicación.social - Secretaría de Salud
Fecha de actualización: 16/07/2021 - 17:08:51